Blog

Cómo ahorrar energía y agua en tu jardín

 

Descubre cómo ahorrar energía y agua en tu jardín y ahorrar en la tarifa de la luz

Tener un jardín propio es genial, pero su mantenimiento y uso puede provocar un gasto energético y de agua indeseado. Para evitarle te damos algunos consejos que disminuirán tu consumo de energía y agua considerablemente y, además,  te explicamos cómo ahorrar en tu factura de luz

h2>Ahorrando con la mejor tarifa</h2>

El recibo de la luz cada día es más alto y España ya es el tercer país de la UE con la electricidad más cara, en términos comparables. Según denuncia la asociación de consumidores Facua, el precio por el kWh (kilovatio por hora) se ha encarecido más de un 85% en los últimos 15 años. Y es que el mercado eléctrico español está dominado por tres grandes empresas que producen el 80% de la energía, y por otro lado, representan el 70% de las compañías que la venden. Es decir, que se compran y se venden la electricidad a sí mismas sin ofrecer un precio muy interesante al usuario.

Por eso cada vez son más los consumidores que apuestan por el ahorro energético y las fuentes de energía renovables para disminuir el montante de su factura, especialmente los consumidores cuya casa tienen un jardín, por el gasto que pueden suponer. Sin embargo, es posible empezar a ahorrar con un simple cambio de comercializadora de luz, ya que no todas las comercializadoras son iguales. Además de las grandes eléctricas como Iberdrola, Endesa o Naturgy, también existen comercializadoras de nueva generación que ofrecen nuevas tarifas y con energía que remunera a los productores de electricidad procedente de fuentes de energías renovables, como Holaluz, Podo o Esfera.

Para comprobar cuál es la mejor tarifa de luz, es conveniente utilizar un comparador de tarifas de luz para poder confrontar las diferentes ofertas y realizar el cambio a otra comercializadora. Además de hacerlo por teléfono, es posible cambiar de compañía acudiendo a las oficinas de Iberdrola, Endesa u Holaluz.

<h2>Ahorrando energía y agua en el jardín</h2>

  • Si vas a utilizar tu jardín por la noche, sustituye la iluminación por bombillas LED. Te ahorrarán más de un 60% en iluminación, con respecto a las bombillas tradicionales incandescentes. Las bombillas LED tienen una vida útil mucho más larga y además, puede regularse su intensidad, y de esta forma crearse nuevos ambientes.
  • Distribuye la iluminación en las zonas de actividad, como la zona de merienda, la zona de juegos o en la piscina. También es importante colocar iluminación en el suelo para crear pasillos entre el césped.
  • Instala sistemas de riego por goteo para administrar mejor el agua, y asegúrate de ajustar los aspersores cada cierto tiempo. Aunque puede ser un poco más costoso, resulta un ahorro de muchos litros de agua para regar el jardín.
  • Puedes aprovechar el agua de la lluvia colocando cubos o bidones para conseguir un gran ahorro de este recurso. Lo más inteligente es colocar estos recolectores en zonas estratégicas, como tuberías que conducen el agua sobre el tejado.
  • Utiliza focos que funcionen con energía solar, o farolas con pequeños paneles fotovoltaicos para aprovechar la energía del sol. Se trata de una energía limpia y gratuita que te ahorrará un gasto importante de electricidad.
  • Instala sensores o detectores de presencia para que las luces solo se enciendan cuando entres o salgas del jardín. De esta forma conseguirás reducir notablemente el gasto en iluminación.

<

Leave your comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *