Cultivar tu propio huerto en casa

Descubre las pautas básicas que te ayudarán a comenzar el proyecto que siempre soñaste

Desarrollar un auténtico huerto en un entorno urbano puede parecer una utopía, pero lo cierto es que es más sencillo de lo que muchas personas creen, y si tienes la suerte de disponer de un espacio soleado en tu vivienda, como un patio o terraza, ya puedes comenzar un proyecto de huerto en casa.

El huerto es generoso. Te aseguramos que te dará mucho más de lo que vas a invertir en él. Poder sembrar, mantener y cosechar tus propias verduras de forma totalmente orgánica, prescindiendo de intermediarios y productos químicos o tratamientos industriales, se convertirá en toda una experiencia y mejorará tu calidad de vida y la de tu familia.

Hablamos de una filosofía que implica responsabilizarse, tomar conciencia del origen de los alimentos, y descubrir colores, olores y sabores directos de la tierra.

Podrás disfrutar de tu huerto en casa en mayor o menor medida dependiendo, básicamente, de tres cosas:

  • el espacio, no hace falta que el espacio sea muy grande, tanmetro huerto sacos de cultivo

    sólo soleado, mira estos sacos de cultivo para que veas los diferentes modelos que te pueden interesar

  • el tiempo que le puedas dedicar
  •  tus necesidades, elige según tus gustos y los de tu familia.

Una vez tengas estos aspectos resueltos puedes comenzar a pensar en lo más interesante: qué plantar en tu huerto. Para ayudarte a decidirlo también tenemos un truco: la clave para maximizar la producción en poco espacio, es el cultivo biointensivo.

Pero antes de hablar de ello, debemos prestar atención a estas sencillas pautas, que serán la base del éxito de nuestro huerto en casa. Coge papel y pluma, y dedica un tiempo a pensar en los siguientes aspectos, una vez que los tengas resueltos, tendrás la base para comenzar tu deseado proyecto y convertirte en un hortelano urbano:

El espacio que le puedes dedicar a tu huerto

Piensa en qué parte de tu casa podrías instalar el huerto. Este espacio debe cumplir una serie de características: debe ser diáfano (nosotros tomamos como medida de referencia un mínimo d 50 x 50 cm, que te permita una producción moderada de hierbas u hortalizas); debe darle el sol directo de 3 a 6 horas, dependiendo de lo que cultives, pues mientras las hierbas no necesitan tanto sol, los frutos necesitan más del mínimo para dar una rápida y abundante producción. Y por último, es aconsejable que tengas una fuente de agua cercana al lugar donde instalarás tu huerto, facilitará el riego y te permitirá instalar cómodamente un sistema de riego programado en caso de que fuese necesario.

¿Cuánto tiempo le puedes dedicar?

El tiempo que le puedes dedicar. En este punto es importante que seas sincero/a contigo mismo. Aún con todo el diseño y automatización del mundo, es importante que observes tu huerto y estés al tanto de los cambios y de las diferentes etapas de crecimiento. Pasa a ver tu huerto al menos 3 días a la semana y disfruta de los avances que observas y de la cosecha que puedas realizar de forma continua. Si dispones de poco tiempo te aconsejamos que comiences por variedades de hierbas y hortalizas más resistentes, o que reduzcas la extensión que vayas a dedicar al huerto.

Tus necesidades y tus gustos

Tus necesidades y gustos. No es lo mismo que desees obtener una producción para 4 personas (familiar) a que cultives sólo para ti. Tampoco es lo mismo cultivar hortalizas para ensaladas que hierbas para tisanas.

En estos casos, la producción familiar exigirá una extensión de huerto mayor y plantas con una producción continua, y el cultivo de ensaladas exigiría más tiempo de dedicación por tu parte que el de hierbas culinarias o para tisanas.

Un buen contenedor y un buen sustrato para el huerto

Un buen contenedor y un buen sustrato. Esto es fundamental. No es recomendable tratar de ahorrarse algunos euros en echar cualquier tierra o en utilizar la maceta de plástico que te sobra.

Invertir en estos dos elementos se traducirá en una gran diferencia en la cosecha. Un buen contenedor optimizará tu espacio aumentando la producción y alargando la vida de tus plantas. Un buen sustrato con alto porcentaje de microorganismos vivos presentes en la composta o el humus de lombriz, hará que tus plantas crezcan sanas y frondosas, y den frutos más grandes y sabrosos.

Una vez que tenemos estos puntos definidos, tenemos la base para comenzar nuestro proyecto de huerto en casa. El siguiente paso será decidir qué plantar.

En el siguiente artículo te contaremos por qué no es bueno plantar 8 tomates en una maceta, por mucho que te gusten los tomates. Nos referimos a los esquemas de cultivo biointensivo y sus múltiples posibilidades.